lunes, 11 de diciembre de 2006

Spot llamando a cordura, spot llamando a cordura

Sugerencia estratégica no. 1:

A los diputados hay que hablarles con spots. Solo así entienden. Intuyo que esa fue la iluminada conclusión a la que arribaron los asesores del presidente de la Cámara de Diputados, el panista Jorge Zermeño, después de escuchar un spot que se transmite desde primera hora en varias cadenas de radio. Pero veamos, cuál es el objetivo de este spot. En primer lugar, el mensaje atañe directamente a la responsabilidad de los diputados haciéndoles un sentido llamado a comportarse de manera responsable y republicana. Es decir que el receptor de este mensaje es, al menos explícitamente, cualquier diputado o diputada que no se este comportando a la altura de las circunstancias.

Lo cierto es que quienes hemos tenido la fortuna de escuchar este mensaje, inserto oportunamente en los programas noticiosos que actualizan el desarrollo de los últimos rounds del congreso, podemos caer en un serio estado de bipolaridad cívica. Dice el diputado Zermeño en su electrónica encomienda, ‘por encima de nuestras diferencias se encuentra el amor por México’, acto seguido escuchamos el reporte de que el diputado A jaló de la corbata al diputado B quien a su vez pisaba sin mesura a la amodorrada diputada C.

Es como querer anular los acontecimientos con otra realidad cobijada en la retórica fácil del amor por México. Un poco patético para mí gusto. El spot inicia además con una afirmación de que el primero de diciembre el Congreso de la Unión llevará a cabo la ceremonia de transmisión de poderes donde el C. Felipe Calderon Hinojosa rendirá protesta como presidente de los mexicanos. Te cae. Así nomás. Estamos escuchando que la tribuna esta tomada, que los diputados pasaron la noche cantando rancheras y compartiendo ese gran colchón super king size que es la tribuna de la cámara y un spot nos dice temprano por la mañana que lo que pasará es lo que todos sabemos que no va a pasar como pasaba antes, con aplausos y sin sustos. Que ganas de tirar el dinero por parte de comunicación social del H. recinto.

Pero me equivoco seguramente. Es muy probable que la intención de difundir este spot no sea la de llamar a nadie a la cordura, ni la de animarnos a todos con el amor patrio que compartimos. Alguien diría, es obvio que de lo que se trata es, una vez más, demostrar que quien la toma de decisiones y llama a la cordura es el Presidente de la Cámara (¿debo escribirlo con mayúsculas o se ofenderán los otros dos Presidentes?). Aquí vale la pena preguntarse, está realmente el diputado Zermeño tomando una decisión o simplemente sigue, al igual que muchos de los implicados en esta parodia dominguera, la inercia de los acontecimientos. Así, nos indica su trémula voz en off, el Presidente de la Cámara espera que la mesura y el amor de los y las mexicanas que nos re#&(¡/s”t@n en el Congreso llegue de una buena vez y podamos compartir ese gran sleeping bag que es el Congreso mexicano.

Su llamado sigue: Es momento para demostrar el amor que sentimos por México. Que por encima de diferencias se encuentra el interés supremo de la nación. Y el bienestar de todos los mexicanos.

Aparentemente, la naturaleza de este nuevo spot se suma a una práctica comunicacional cada día más frecuente en la política mexicana. Hablar a través de spots. Cada vez que un político no puede decir lo que quiere ya sea porque nadie lo pela o porque nadie lo deja hablar viene el spot valeroso que, sin interrupciones de por medio, da la libertad al que habla de decir lo que quiera, como quiera y repitiéndolo cuantas veces quiera -ver Fox, Vicente (2000-2006) ‘La verdad está más cómoda en el estudio de grabación’ publicado en el Almanaque de Comunicación Presidencial Incomprendida-. Sin embargo, hay que preguntarse, ¿es prudente transmitir este spot mientras los ciudadanos y ciudadanas de este país esperamos el desenlace de uno de los eventos más torpes en la historia política del país?

Lo pregunto porque mi primera sensación al escuchar este mensaje fue la de impotencia. Es decir, qué puedo hacer yo en este preciso instante para que los diputados y diputadas del congreso se comporten de manera responsable. Pues no mucho más allá de apostarle a que los peces más gordos (vaya que hay material legislativo) se van a echar al plato a los flacos (sin duda los menos).

Sugerencia estratégica no. 2:

Siguiendo la sabiduría del mariachi, di que estás a favor pero no digas de qué ni cuándo. Apenas hace unos días la Cámara de Diputados transmitía otro spot en donde los coordinadores de las fracciones parlamentarias de los ocho partidos representados en el congreso, responden con un aplomado ‘a favor’ ante una iniciativa que todos los que hayamos escuchado ese mensaje desconocemos. ¿A favor de qué? Hace tres días ésta era una intriga punzante pero ahora se ha convertido en el último eslabón de la concordia parlamentaria. A qué responderían favorable y unánimemente los diputados cuyas declaraciones fueron editadas para producir este mensaje.

A favor, dijo uno y luego el otro y luego la otra, Gamboa Patrón solo dice si, lo que lo hace aun más misterioso. Y así hasta llegar a los ocho coordinadores de las fuerzas políticas del país. Me pregunto si no hubiera sido más prudente suspender la transmisión de estos spots en medio de un clima tan crispado en el congreso. No es mejor, en todo caso, utilizar los recursos de la Cámara destinados a comunicación para hablar sobre la realidad política del país y no un escenario ficticiamente insultante. Habría que destinar mayores recursos informativos e ingeniosos para hablar sobre las tareas de este órgano legislativo. Para como están las cosas, nuestros legisladores van a necesitar con urgencia una campaña mediática que ayude a cambiar esta concepción permanente de inoperancia política. Sin hechos no valdrá ni siquiera la pena gastar todo ese dinero en spots y horarios AAA. En eso deberían de estar todas y todos los diputados a favor. Espero.

1 comentario:

spotter dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.